Luxury Kennels
682 613 504

Historia y origen

El American Bully como raza surgió a partir del deseo de poseer un perro de compañía totalmente dócil tanto con personas como con animales, pero que poseía apariencia fuerte y pesada con una cabeza diferenciada. En la década de 1990 David Wilson, que antes era admirador de los pit bulls, pasó a interesarse por perros de la raza American Staffordshire Terrier (Amstaff) y en esta época inició su creación de Amstaffs utilizando como base el perro Blue maxx, la perra Silver Sadey of ML, el perro Throwin Knuckles y el perro Jackson’s Mr. Brooks — todos con varios campeones del American Kennel Club en sus pedigríes — consiguiendo desarrollar un linaje de perros robustos con cabezas voluminosas, la cual fue conocida por el nombre de su criadero Razor Edge. A mediados de la década de 1990 hasta principios de los años 2000, el linaje llamó la atención por la coloración azul (Blue nose), por el físico robusto y compacto con cabeza grande, y por su apariencia intimidante luego estos perros recibieron el apodo de «bully style»(«estilo matón»). En la misma época surgieron otros dos linajes similares presentando el mismo concepto, y que tuvieron igual importancia para el American Bully: el linaje Gotti (o Gottiline) que tuvo como base el perro Notorious Juan Gotty que produjo más de 900 hijos; y el linaje Greyline cuya base fue la perra Tony’s Showtime. El «movimiento bully» o «bully style» — que también ocurrió en otras razas como en el Bulldog americano y en el Olde English Bulldogge — se hizo bastante popular y surgieron diversas vertientes dentro del concepto que utilizando los linajes citados junto con la realización excesiva de apareamientos consanguíneos y la inserción de razas del tipo bulldog originaron perros con características físicas bastante exóticas y robustas. Con esta inserción de otras razas — con base en relatos creíbles se sospecha de la inserción de bulldog inglés, bulldog francés, bulldog americano, dogue de bordaux y incluso tipos de mastines — la selección morfológica en fin dio origen a la raza American Bully y sus propias diversas variedades, incluidas las variedades oficiales: estándar, classic, pocket y XL; que difieren en tamaño y peso.4​5​ Dentre estas variedades sólo el «Standard» es reconocido por el United Kennel Club. Además de estas, existen también las variedades no oficiales.

En 2003 se fundó un club propio para registro de la raza el The Bully Kennel Club (BKC). Y en 2004 fue fundado el American Bully Kennel Club (ABKC) conocido actualmente como el mayor club de la raza. En 2013 el American Bully fue finalmente reconocido por el United Kennel Club el segundo más grande club internacional de Estados Unidos.